Todo es relativo, incluso los spoilers

El primer Spoiler

Recuerdo cuando tenía ocho años, en el año 1997, mi padre le regaló a mi madre la edición coleccionista en VHS de Titanic. Mi yo de ocho años, embelesado por el bombardeo publicitario de la época y el bombo de unos jovencísimos Leonardo Di Caprio y Kate Winslet, se empeñó en ver una película de la cual poco iba a entender y procesar. Más bien me quedé con la destrucción del barco y con la imagen de un Jack muriendo (que cabía en la tabla). Vi la película cuando mis padres se habían ido. Nada más ellos abrieron la puerta. Dije yo; “¡Vaya, al final Leonardo Di Caprio muere!” Mi inocencia pronto se vio sorprendida da por un… -“¡Pero hombre, no nos lo digas!” Con cara de insatisfacción, pronto entendí lo que había hecho. Había traspasado los límites del spoiler, haciendo mi primer spoiler.

Aunque en aquel tiempo no lo llamábamos así, simplemente decíamos “estropear la película” o “contar el final”. Ha sido más tarde, bien entrados los 2000, que hemos popularizado y hemos hecho nuestra la expresión inglesa. To spoil, en inglés, significa en español estropear y entre otras cosas se utiliza para decir, por ejemplo, niño mimado en inglés, “Spoilt kid”. Tengo bastantes amigos que intentan popularizar el termino en español, el cual sería destripe, pero spoiler está bastante asentado como para ser inamovible.

¿Qué es un spoiler?

Básicamente un spoiler es que te cuenten algo que necesite ser disfrutado sin saberlo previamente, porque es un momento único que te causa una reacción emocional que de saber que ocurre no lo haría y por lo tanto la historia en cuestión pierde pegada, emotividad e interés. Ya que la idea del autor es sentir la experiencia desde el desconocimiento.

Cierto es que hay películas y videojuegos en los que un spoiler puede arruinarte la experiencia, ya que la historia entera se basa en ese giro de guion y la sorpresa que causa. Ahora bien, como todo, en las redes se ha magnificado y a veces llevado hacía el extremo y al final no queda muy claro cuáles son los límites del spoiler.

¿Qué podemos decir que no sea un spoiler? La respuesta a esta pregunta es diferente según quién te conteste. Para algunos es contar algo perteneciente a un giro de guion de la historia, para otros es mentar el nombre de una nueva ciudad y para los “muy cafeteros” es incluso decir que hay un cambio de guion espectacular a medio camino o decir que la película te parece espectacular.

Es difícil situarse porque también son relevantes las ganas e importancia que se tenga del contenido en cuestión. Recuerdo que tuve que esperar para ver el último capítulo de “Juego de tronos” una semana. Evitando spoilers cual equilibrista y sin tocar las redes sociales durante esos siete días con sus siete noches, durante ese periodo me molestaban un poco los comentarios del tipo “Es muy malo”, “No te va a gustar”, etc… Se puede dilucidar, por lo tanto, que uno de los límites del spoiler son las ganas de ver algo. No simplemente el spoiler en sí.

Intencionalidad

Soy bastante activo en twitter y me gusta leer y comentar diferentes Tweets. Pero es una verdadera jungla de spoilers, la gente no se plantea dónde están los límites del spoiler. Hay de todo, gente que lanza spoilers con el objetivo de arruinar y ser dañinos, cito el caso de “Kindom Hearts 3”, el juego se filtró, y alguien que lo jugó antes se dedicó a buscar seguidores del juego y mandarles GIFS con partes del final o giros del guion. Esto no tiene defensa posible, es dañino y se hace por fastidiar. Al igual que los que salían del cine contando el final de Avengers: Engame a los que esperaban para verla el día del estreno.

Por otra parte tenemos a gente que simplemente quiere hablar de eso. Que es su cuenta en esa red social, lo juega y decide comentar que le ha parecido. Entiendo que a muchos os pueda pillar de sorpresa, pero gente, es su cuenta personal y quiere hablar de eso, no tiene maldad, simplemente quiere comentar y tener algo de feedback sobre algo que le gusta, conocer gente, opiniones, etc… Esto no traspasa ningún límite, nadie te ha ido a buscar, una persona lo ha comentado y ya está.

El tiempo y el spoiler

Enlazando con lo anterior, hay gente que considera que para hablar libremente de alguna historia en profundidad tiene que pasar un tiempo ¿Cuánto es este tiempo? De nuevo, depende de la persona. A un ávido consumidor de contenido una semana le parecerá una eternidad mientras que a alguien que por vida o placer consuma con más moderación será un tiempo más que razonable, cada quien tiene sus prioridades y no podemos estar pendientes de si los demás han visto algo o si no.

Además, al ritmo de consumo que llevamos, si juegas a algo, a los dos días estás jugando a otra cosa y la actualidad haría que te olvidaras o perdieras interés en lo que jugaste hace dos días. Si se quiere comentar algo en redes, es aquí y ahora. En la vida real la cosa puede ser diferente, por norma general en la vida real hablas con gente que ves con frecuencia, que son más cercanos y que antes de contar el final de ”The Witcher 3” les preguntas si han jugado mientras que en una red social esto es más difícil.

El retrospoiler

Ahora que se han puesto de moda los remakes y recuperar sagas antiguas para hacer la siguiente entrega (¡FINAL FANTASY VII!), se recuerda y comenta de nuevo la entrega original, material que tiene, en ocasiones, 20 años o más de existencia ¿Es esto un Spoiler? ¿No ha habido tiempo ya para jugar o ver ese material? La respuesta no es tan sencilla; Sí, ha pasado tiempo suficiente para que lo puedas ver, pero es que cada día se lanzan al mercados juegos que queremos jugar y nuestro tiempo es limitado, no ha lugar a que cuando te gusta algo empieces por los orígenes. Sería imposible estar al día, todo tiene una inspiración, un precursor, una referencia. El tiempo pasa y mucha gente que ha nacido tras el boom de esas obras no conoce la obra primigenia… y no tienen por qué conocerla.

Bien, en este punto vemos que los límites del spoiler se difuminan un poco. Tenemos a alguien que sabe de la existencia de algo pero decide no verlo por falta de interés o ganas frente a personas que por su año de nacimiento sería raro que lo supieran. ¿No son, acaso, merecedores de descubrir y disfrutar una obra de hace veinte años? Esto entra en conflicto. Internet es un lugar común y es para todos, por lo tanto habríamos de tener, como mínimo, cuidado cuando una obra de hace veinte años se vuelve trendy de nuevo por algún motivo.

Decir más de lo debido…

Mención especial a las propias compañías de videojuegos que, de alguna forma, spoilean salvajemente los videojuegos. El último caso es muy reciente, Death Stranding, tras alimentar reiteradamente la idea de que no se sabía de qué iba el juego, una vez jugado, resulta que todo estaba en los tráileres que hemos visto sucesivamente. Otros casos son los de Kindom Hearts III o la contracarátula de Final Fantasy VII.

Podemos convenir entonces que el límite de lo que es un spoiler lo marca la propia la persona, es algo muy personal y con según que contenidos. Eso no quita que no seáis unos hijos de puta y os andéis con cuidado. Dejemos disfrutar a la gente de las cosas, intentemos camuflar los spoilers explícitos. No sé vosotros, pero de la mayoría de juegos o contenido audiovisual se pueden hacer comentarios sin nombrar explícitamente lo que estamos hablando.

Si os ha gustado no dudéis en seguirnos en twitter @PixelsFive y dar like y retweet.